¿Cómo hacer café en una salida o excursión?

café randonnée

Hay varios tipos de caminatas y varios tipos de excursionistas. No todos llenan su bolsa de la misma manera y lo esencial de algunos no es lo esencial para otros. Lo mismo ocurre con la cuestión del café. Algunas personas realmente quieren saber cómo hacer café mientras están de excursión; otras, en cambio, sólo beben agua mientras dura su paseo.

El café requiere un poco más de preparación que el té, pero nada imposible con el equipo adecuado.

Café soluble

Imposible no incluirlo en nuestro artículo, aunque el nombre de café instantáneo por sí solo hace temblar a la mayoría de los amantes de esta bebida. Sin embargo, hay un truco para mejorar mucho el sabor del café instantáneo.

El café debe ser diluido primero en agua fría para disolver el almidón. A continuación agrega agua hirviendo encima y disfruta.

Este truco tiene dos defectos: necesitas una taza además de la olla y el resultado sigue sin saber a expresso.

Materiales requeridos: un calentador (o fogata), una cacerola, una taza, una cuchara, agua y café instantáneo.

Café molido con filtro de té

En principio, los filtros de té en forma de calcetín sólo se utilizan para hacer té. ¡Pero las mochilas más ligeras lo pueden transportar fácilmente en tu caminata!

El principio es muy simple. Tienes que hervir el agua. Mientras tanto, se prepara una dosis de café molido en el filtro de de té. El filtro actúa como un filtro de café. Una mano sostiene el calcetín sobre la taza y la otra mano vierte el agua caliente muy suavemente sobre el café.

Luego deja que se se haga durante uno o dos minutos (dependiendo de tu gusto y tu café), y luego quita el filtro. El café molido puede ser colocado al pie de un árbol, el filtro se enjuaga rápidamente y el café se saborea.

Materiales requeridos: un calentador (o fogata), una cacerola, una taza, un filtro de té, agua y café molido.

Nota: se prepara casi igual que el café instantáneo, pero el resultado no es para nada el mismo.

Un verdadero expreso en una caminata

Las siguientes soluciones deben ser elegidas de acuerdo con el espacio en tu mochila y el número de personas que beben café.

La máquina de espresso portátil

Por el momento hay pocos modelos disponibles. En España, tenemos principalmente acceso a la Handpresso Pump.

Es una cafetera que se basa en el principio de la cafetera eléctrica. Es decir, que el café molido (a menudo en vainas) es atravesado por el agua bajo presión para conseguir un espresso cremoso.

La cafetera funciona sin electricidad, sino con la energía física: son nuestros brazos los que producen la presión necesaria.

Materiales requeridos: agua caliente, una taza, una cafetera nómada, vainas de café.

Una cafetera de émbolo y otra cafetera para una taza

Esta vez tómate tu tiempo y ocupa espacio en tu mochila. Puedes tomar una cafetera de émbolo o una cafetera italiana para preparar una o dos tazas de expreso.

La cafetera de émbolo permite un café relativamente rápido (dependiendo del tiempo que se tarde en conseguir agua caliente), pero requiere un poco más de equipamiento. La cafetera italiana reúne todo, así que para una caminata en la que no planeas calentar tu comida, no necesitas una cacerola para calentar el agua.

Pero estas dos soluciones ocupan espacio y el tiempo. Y es fácil entender por qué tantos excursionistas optan por el té durante sus paseos.

La seguridad sobre la calidad del agua

El simple hecho de hervir el agua no es suficiente para hacerla pura bajo ciertas circunstancias.

Si el agua parece limpia, debe hervirse durante más de un minuto. Y en la altitud (por encima de los 2000 m), al no estar el punto de ebullición a 100°, debe hervirse durante al menos 3 minutos.

También es aconsejable utilizar agua filtrada y purificada con pastillas (tipo pastillas micropur) si tienes la más mínima duda sobre la calidad del agua que estás bebiendo.

Conclusión

Por supuesto, el equipo necesario para hacer café en una caminata depende de la duración de tu salida, el tamaño de tu bolsa y sobre todo del peso que puedas llevar a cuestas. El equipo requerido para el café no es, por desgracia, ligero. Pero al mismo tiempo es un verdadero estimulante para empezar bien el día.

Por lo tanto, sólo tú eres el único que sabe si vale la pena o no llevarlo contigo.